Redes Sociales M.A.P.A.

Modelos de Adaptación y Prevención Agroclimática (MAPA)

La travesía por el Cañón del Combeima, Ibagué, Tolima.

El 15 de abril de 2016 a las 10 am. en medio de la emoción y la ansiedad que aqueja ante lo desconocido, arrancó el viaje de los ATA del departamento del Valle del Cauca hacia Ibagué (Tolima) al Encuentro Regional de Redes de Asistencia Técnica del Suroccidente Colombiano del proyecto MAPA. Todos llevábamos una mochila cargada de experiencias que compartir con nuestros colegas, amigos personales y  virtuales de la redATA Valle. Nuestro primer reto: conocernos durante el viaje, analizar colectivamente los cambios en el paisaje e inferir los riesgos agroclimáticos con la ayuda del SE MAPA.

La primera en abordar el microbús en el centro de Palmira fue Florencia, una chica especialista en agroecología que trabaja por contratos con la Universidad Nacional Sede Palmira. Estaba un poco ansiosa por el viaje y la imposibilidad de comunicarse conmigo por los problemas de señal de la red móvil, al punto de olvidar su teléfono en casa. Fue todo un shock para ella descubrir que no podíamos devolvernos a buscarlo porque Alonso ya estaba esperándonos en el parque de Ginebra, con su morral cargado de 18 años de experiencias como ATA de la Umata de su pueblo y una botella del más delicioso vino artesanal de uva Isabela hecho en Ginebra, para compartir con los demás compañeros de Cauca, Nariño, Huila y Tolima. Luis Alberto fue el tercero en unirse al grupo en el municipio de Andalucía, un ATA curtido por 34 años de sol en campo, fuente de conocimientos en cítricos, su especialidad limón pajarito; en la pequeña maleta llevaba los deseos de aprender, actualizarse en esos temas que los ATA jóvenes llaman TIC´s y por fin aclarar “eso de la red”, con voz seria me dijo: ingeniera a qué horas nos reunimos para que terminemos de armar la presentación de mis experiencias ACI? Le dije: tranquilo Luis Alberto que cuando estemos todos juntos definimos la ruta de trabajo, primero debemos llegar a Ibagué, allá lo resolveremos entre todos. En Andalucía también recogimos a Claudia, nuestra cuarta compañera, una ATA de armas tomar, joven y muy inteligente, cultivadora de papaya y melón en el centro y norte del Valle, con experiencia en la formulación de proyectos agrícolas. Estaba un poco triste por dejar a su pequeño hijo, sin embargo, como todas las ATA madres y profesionales se armó de valor para asumir el reto de ir más allá, abordando el microbús y llenándose de sueños. Presurosos por el tiempo, agobiados por el calor y la lentitud de nuestro transporte, salimos rumbo a Roldanillo a recoger a Guiovanny nuestro último integrante, en medio de una conversación animada para romper el hielo con nuestros compañeros de viaje.

A la 1 pm recogimos a Guiovanny, es un ATA ambientalista apasionado que hace parte de la Asociación Agroecológica Renacer, entre otros comités ambientales del municipio, es un inquieto por la gestión del riesgo agroclimático y la producción sostenible de las áreas protegidas o zonas de reserva. En su morral llevaba sus 18 años de experiencia en campo, acompañadas por un óleo original del maestro Espinoza adquirido en el museo Rayo para rifarlo entre sus nuevos amigos de la redATA suroccidente. Nuestra delegación ya estaba completa. Y en medio de la algarabía propia de los nuevos amigos partimos rumbo a la cordillera Central de los Andes colombianos. El Cañón del Combeima, Ibagué y las demás delegaciones de la redATA nos estaban esperando.

Participantes de la red de ATA del departamento del Valle del Cauca en su travesía para asistir al Encuentro de Redes de ATA

Durante el almuerzo, conversamos acerca del ejercicio de observación que haríamos durante el viaje, era muy importante comentar aquellos aspectos que nos permitirían conocer el paisaje y su posible manejo, además de los riesgos agroclimáticos y la susceptibilidad de los territorios a los eventos de variabilidad climática. Durante las 8 horas que duró el viaje no hubo tiempo de dormir, siempre estuvimos conversando, conociéndonos, intercambiando apreciaciones acerca del paisaje, la ganadería del  Valle entre Zarzal y el Quindío, los cafetales, el trabajo en la vía, los túneles y puentes entre Calarcá y Cajamarca; de cómo había cambiado el clima en el alto de la Línea, no hubo frío, ni neblina, pudimos observar algunos árboles de copa amarillenta otrora verde intenso. Analizamos la pertinencia de la ganadería extensiva,  los cultivos de fríjol en zonas escarpadas, el efecto de las heladas, el niño, el sistema experto y sus bondades para el conocimiento del territorio y su portafolio de recomendaciones para los sistemas productivos, hasta que se nos fue la luz del día. De allí en adelante la ansiedad por llegar se apoderó del grupo. La llegada a Ibagué fue celebrada, pero más aún cuando llegamos al hotel ubicado en el cañón del Combeima, aunque a oscuras, se podía sentir la pureza y frescura del ambiente. Teníamos que esperar hasta la mañana siguiente para apreciar su belleza. Ya nuestros compañeros disfrutaban de la cena, así que debimos darnos prisa para llegar al asado, y allí, estaban nuestros 24 compañeros, a la expectativa por conocer la delegación del Valle y nosotros agradecidos con Dios por llegar a salvo, conocer nuevos amigos de la redATA, nuevos lugares y nuevas experiencias ACI.

Participantes de la red de ATA del departamento del Valle del Cauca en el lugar  del evento: Encuentro de Redes de ATA 

 Participantes de la red de ATA del departamento del Valle del Cauca en el "paseo de la fama".

Escrito por: Equipo MAPA el 19/04/2016 10:36:26 a. m.

Publicar un Comentario

Comentarios

Micro sites