Los criollos Hartón del Valle serán patrimonio genético, social y económico

08/02/2017
Hartón del Valle_VF.jpg
  • Colombia cuenta con ocho razas criollas: Romosinuano y Costeño con Cuernos en la Costa Atlántica, Blanco Orejinegro y Chino Santandereano en zonas montañosas, Hartón del Valle en el valle del río Cauca, Criollo Casanare y Sanmartinero en la Orinoquia, el criollo Caqueteño; y dos razas sintéticas -Lucerna y Velásquez- que resultaron del cruzamiento de razas criollas con europeas.
  • El ganado Hartón del Valle presenta genes de resistencia a garrapatas y a enfermedades que éstas tramiten como babesiosis y anaplosmosis; algunos estudios han demostrado que este ganado es un progresor lento para el Virus de la Leucosis Bovina (VLB), enfermedad que afecta y genera grandes pérdidas en los sistemas de producción lechera.
  • En sus 500 años de adaptación y evolución ha logrado el aprovechamiento eficiente de forrajes de baja calidad nutricional, con óptimos índices de fertilidad y producción de leche en trópico bajo.
  • La ordenanza departamental busca además permitir inversiones de recursos en conservación, fomento e investigación en la raza.

Investigadores de Corpoica se reunieron con representantes de la Asamblea Departamental del Valle del Cauca, la Secretaría de Ambiente, Agricultura y Pesca, el Servicio Nacional de Aprendizaje -SENA, la Asociación Nacional de Criaderos de Razas Criollas y Colombianas –Asocriollo y la Cooperativa de Ganaderos del Centro y Norte del Valle - Cogancevalle con el objetivo de revisar la ordenanza que busca convertir al ganado Hartón del Valle como patrimonio genético, social y económico.

“Presentamos los avances del manejo del hato, sus indicadores productivos y ventajas. Hoy, contamos con 118 animales dentro de parámetro de selección que corresponden al prototipo de esta raza. Esperamos que, con el trabajo mancomunado, podamos hacer un despliegue mayor de la raza en el departamento y beneficiar a los pequeños productores de este ganado”, dijo Diego Aristizabal, director del Centro de Investigación Palmira de Corpoica.

La reunión interinstitucional obtuvo un buen balance y evidenció el trabajo que durante tres años ha adelantado Corpoica en cooperación con el Instituto Colombiano Agropecuario -ICA y gracias al cual se cuenta con un núcleo de raza criolla en conservación con 70 hembras aptas para la reproducción. “Venir a Corpoica y encontrar que se está trabajando en un Banco de Germoplasma en donde se nota la selección de los ejemplares, nos da tranquilidad para la conservación de esta raza, que es vital no solo para el Valle como raza sino para los cruzamientos que se pueden realizar”, indicó Juan Carlos Rengifo Arboleda, diputado de la Asamblea Departamental del Valle del Cauca.

“El banco de germoplasma de la raza criolla está fortalecido gracias a la política del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, a través de Corpoica y el ICA, escenario que nos acerca a lo que hemos propuesto hace un tiempo, la ordenanza”, indicó Mario Carvajal, de la Secretaría de Ambiente, Agricultura y Pesca del Valle del Cauca. Por su parte, Rengifo explicó que la propuesta será revisada si se presenta desde la Asamblea Departamental o directamente desde la Gobernación para “poder dar curso a una ordenanza, en marzo de este año, que permita la declaratoria de ganado Hartón del Valle como patrimonio genético, social y económico, que le permita al gobierno departamental invertir recursos en el tema de conservación, investigación, manejo y fomento para que esta raza le aporte a las demás que existen en el Valle del Cauca”.

El Hartón del Valle es una raza criolla con genes de resistencia a garrapatas y a enfermedades que éstas tramiten como babesiosis y anaplosmosis; también algunos estudios han demostrado que este ganado es un progresor lento para el Virus de la Leucosis Bovina (VLB), enfermedad que afecta y genera grandes pérdidas en los sistemas de producción lechera. Gracias a sus más de 500 años de evolución y adaptación a las condiciones ambientales del país ha logrado el aprovechamiento eficiente de forrajes de baja calidad nutricional, con óptimos índices de fertilidad y producción de leche en trópico bajo. “Dentro de sus características, es relevante también que las hembras lactantes presentan altos grados de habilidad materna, lo que asegura contar con una cría en óptimas condiciones de peso al destete. Además, de las razas criollas colombianas, es la más lechera, con volúmenes de producción promedio de 5 a 6 litros/ vaca/ día sin suplementación. Varios estudios confirman que es de mayor calidad, en cuanto a contenido de grasa y proteína”, compartió David Quintero, profesional de apoyo a la investigación del Centro de Investigación Palmira de Corpoica.

El proyecto de ordenanza es muy importante “pensando en los temas de cambio climático, pero además en el fortalecimiento de las razas criollas para su utilización en sistemas productivos bien como raza pura o en cruzamiento con razas mejoradas, el Hartón de Valle puede aportar sus características de resistencia y adaptabilidad a estos climas. Me parece que es un programa de gran envergadura que amerita el acompañamiento del gobierno departamental para conservar un recurso genético que es patrimonio de los vallecaucanos y de toda su historia”, concluyó el diputado Rengifo.

El proyecto de Corpoica instaurado en el Centro de Investigación Palmira logra la meta de consolidarse con el número de animales idóneo para la conservación y el apoyo a un proyecto de mejoramiento genético. “Necesitamos mantener un núcleo de base como Banco de Germoplasma, que sean buenos ejemplares y representen bien la raza fenotípica y genotípicamente. Esperamos que con los productores y el gremio podamos adelantar metas de investigación definiendo líneas de trabajo, hacia la producción de leche. Hoy estamos a las puertas de iniciar la estructuración de un programa de mejoramiento genético como principal herramienta para la valorización y fomento de la raza”, compartió Sonia Ospina, investigadora del Centro de Investigación Palmira de Corpoica.

Actualmente, el hato cuenta con certificación del ICA como libre de brucelosis y tuberculosis; también se ha implementado cultivos forrajeros para producción de ensilaje a partir de maíz y sorgo forrajero; y, se cuenta con el software Inter-Herd para la gestión de la información productiva.

  • Mayor información:
  • Claudia Lorena Narváez Marmolejo
  • Oficina Asesora de Comunicaciones, Identidad y Relaciones Corporativas
  • Centro de Investigación Palmira - Corpoica
  • cnarvaez@corpoica.org.co

Más Noticias

Micro sites