• Red de Ganadería y Especies Menores
  • Ganadería carne
  • Tecnologías
Área Temática: Alimentación y nutrición - humana y animal

Sistemas Agrosilvopastoriles para mejorar los rendimientos de carne bovina en la Altillanura plana

Descripción

El sistema se basa en un arreglo en tiempo y espacio de maíz, gramínea forrajera, leguminosa forrajera  y árboles, para tener una mayor oferta de mejor calidad de gramínea para pastoreo del sistema de producción de cría, doble propósito o ceba. El sistema fue generado para la Altillanura plana, pero también se ha aplicado de forma exitosa en el piedemonte llanero. El sistema entrega un suelo de mejor condición en razón de la fertilización que se hace para el maíz que también es aprovechada por los forrajes.

Tecnología adecuada para establecimiento y renovación de praderas cuyo cronograma debe iniciar en el primer semestre del año, en los meses de abril y mayo, con una labranza vertical a 25 cm de profundidad con cincel rígido. Hacer una siembra simultánea de maíz y pastos con una densidad de siembra de 20 a 22 kg/ha de semilla de maíz, con una distancia entre surcos de 80 cm y 5 a 6 plantas por metro lineal, los pastos que se pueden utilizar en el sistema son de alto potencial de rendimineto, B. brizantha cv Toledo e híbrido de Brachiaria cv Mulato II (6 kg/ha) y leguminosa Stylosanthes capitata cv. Capica (4 kg/ha), tambien se puede utilizar Desmodium heterocarpum cv maquenque (0,5 kg/ha).

Teniendo en cuenta una saturación de bases del 50 % se sugiere la siguiente fertilización para la altillanura: 25 a 40 kg de fósforo de rápida solubilidad; 50 a 86 kg/ha de potasio; 128 a 176 kg/ha de nitrógeno; 30 a 60 kg/ha de azufre. Al momento de la siembra se aplica todo el fósforo y 50 % de potasio. A los 15 días fertilizar el cultivo con el 50 % de potasio restante y 50 % de nitrógeno, y a los 30 días el otro 50 % de nitrógeno.

Para lograr uniformidad en la siembra de los pastos, mezclar las semillas con 500 a 1000 kg/ha de roca fosfórica, tambien se puede utilizar escorias Thomas en la misma cantidad.

La introducción de los árboles se hace en franjas con surcos dobles a 7 m de distancia entre surcos y 7 m entre árboles en un arreglo de tres bolillos con el siguiente orden de especies: eucalipto-yopo-acacia. Los árboles se levantan en vivero y se trasplantan al lote cuando tienen una altura de 25 cm. Debe hacerse una protección a lo largo de la línea con alambre de puas o cerca eléctrica. Se sugiere sembrar al inicio del establecimiento de la pradera para que al final cuando los animales ingresan al pastoreo los árboles tengan una condición más robusta.

A los 80 días despues de la siembra, se puede elaborar un ensilaje basado en maíz pasto, en cuyo caso 45 días después de esta cosecha se pueden introducir animales a la pradera establecida. Si se decide no hacer ensilaje, sino cosecha para grano a los 150 días, los animales pueden introducirse inmediatamente después de terminar de cosechar el grano, la carga inicial puede estar entre 3 a 4 animales/ha, la cual se estabiliza posteriormente en un promedio de 2 an/ha. El sistema permite la flexibilidad de destinar una parte del área para ensilaje y otra para cosecha de grano. 

Este producto, sistema agrosilvopastoril (integra agricultura, árboles y ganadería) mejora los rendimientos de carne bovina en la Altillanura plana, con las enmiendas y fertilizantes adecuadas. Esto contribuye a un incremento en la producción de forraje, aumento en la capacidad de carga animal, aumento en la productividad de carne. 

 

Cobertura geográfica

Departamentos:

Meta

Municipios:

Puerto López

Región Natural:

Orinoquía

Subregión Natural:

Llanuras de los ríos Meta y Guaviare

Documentación Relacionada

  • Sistemas integrados: agrícola-ganadero-forestal, para el desarrollo de la Orinoquia Colombiana. Rincón Álvaro. Villavicencio (Colombia), 2013. Libro.
  • Rincón, A., Liarreto, G. 2008. Productividad de la asociación maíz - pastos en suelos ácidos del Piedemonte llanero colombiano. Revista Corpoica- ciencia y tecnología agropecuaria. Vol 9, N° 1. pág. 73 -83.

Micro sites